AGUA INSALUBRE EN YUCATÁN 

Señala la Tarjeta de Reporte 2017 

Destrucción y contaminación de humedales, pérdida de biodiversidad, problemas de salud pública y socioeconómicos, algunas de las causas. 

 

Por: Leandro Chacón 

 

Yucatán.- Aunque la costa yucateca fue diagnosticada con un “estado de salud” regular, lo cierto es que el 54 por ciento de sus playas presentan erosión. 

De acuerdo con los resultados de la Tarjeta de Reporte para la Costa Yucateca 2017, la región comprendida entre el puerto de Sisal y Dzilam de Bravo, donde se localizan Progreso, Chicxulub Telchac Puerto, se encuentran en malas condiciones ambientales, aunque se destacó que en general la costa yucateca tiene un estado de salud “regular”. 

Lo anterior fue dado a conocer durante la presentación del documento antes mencionado, el cual fue elaborado bajo la coordinación de la consultora del Laboratorio Nacional de Resiliencia Costera (Lanresc), Irina Ize, quien en 2017 trabajó en talleres con diversos académicos y especialistas en investigación ambiental para evaluar la salud de la costa. 

Entre los indicadores que se analizaron se encuentran la cobertura del manglar, la población de flamencos, la calidad del agua, la condición de la playa, la anidación de tortugas, cobertura de pastos marinos y frecuencia de manera roja; los resultados del estudio indicaron que la salud de la zona costera yucateca es “regular”, pero la calidad del agua de mar es deficiente. 

De acuerdo al texto “Proceso de Desarrollo y Métodos para la Tarjeta de Reporte de la Costa de Yucatán”, los problemas de la calidad del agua se reflejan “en la destrucción y contaminación de humedales, la pérdida de biodiversidad, problemas de salud pública y socioeconómicos por el colapso de las pesquerías”. 

Así mismo, señala que la calidad del agua está vinculada con la magnitud y calidad de los aportes de agua subterránea, aguas residuales urbanas, industriales y agrícolas, tiempo de circulación del agua y residuos orgánicos. Por ejemplo, en la Reserva Estatal de Dzilam de Bravo hay manantiales contaminados con materia fecal. 

Otra de las conclusiones del estudio fue que la región comprendida entre Sisal y Dzilam de Bravo, donde hay mayor desarrollo urbano, se encuentra en malas condiciones ambientales. El 54 por ciento de la extensión de esa área presenta alta erosión, además de que presenta casos de marea roja, mientras que la cobertura de manglar y pastos marinos fue calificada como mala. 

Sobre el tema, Irina Ize sostuvo que la zona mencionada es la que recibe más turistas y su desarrollo urbano está mal planificado, por lo tanto, la mayoría de las casas veraniegas no cuentan con plantas de tratamiento de agua, es decir, los residuos suelen irse al subsuelo, y por consecuencia terminan en la costa. 

 

Loading...

Deja un comentario

20 + 11 =

Website Security Test